Qué gran orgullo y honor leer al gran Fernando Vallejo. Obra corta, concisa, imprescindible para entender nuestra América Latina. Sus comentarios sobre Medellín y sus sicarios son perfectamente aplicables hoy en día a varias otras ciudades americanas...